¿Qué es el shale gas y el fracking?

Gas natural de pizarra, gas de esquistos o shale gas

 No al fracking. Ni en Cantabria ni en ningún otro lugar Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria

Sigue leyendo: No al fracking. Ni en Cantabria ni en ningún otro lugar
Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria

El gas natural es un gas compuesto principalmente por metano que se lleva extrayendo desde hace siglos, aunque sólo con la industrialización ha tenido una explotación masiva.
Lo que se conoce como explotación convencional de gas natural consiste en lo siguiente: el gas natural normalmente está atrapado en bolsas de roca porosa  (como una esponja) a mucha presión, las cuales basta perforar hasta llegar a la bolsa, cuando la bolsa se pincha el gas fluye hacia arriba por la diferencia de presión. Este gas, como se ve es relativamente fácil de extraer, basta con perforar hasta la profundidad de la bolsa, que suele estar a unos pocos cientos de metros bajo tierra. Es el gas conocido como convencional.
Después están los conocidos como gases no convencionales, que se caracterizan por estar en rocas de baja porosidad y baja permeabilidad, lo que hace que estén en mucha menos concentración y se hagan más difícil de extraer. Estos gases no convencionales los hay de varios tipos, nos centraremos en el gas de pizarra o gas de esquistos (shale gas en inglés).
El gas de pizarra se encuentra atrapado en estratos o capas de pizarra a mucha profundidad (desde los 400 a los 5000 metros). Dado que la pizarra tiene una permeabilidad muy baja, el gas está distribuido en pequeños poros o burbujas, muchas veces microscópicas, no conectadas entre sí, lo que hace necesario romper las capas de pizarra para conseguir reunir el gas y que fluya hacia la superficie para ser recogido.
La compleja y cara técnica que se utiliza para llevar a cabo la extracción del gas de pizarra se conoce con el nombre de fractura hidráulica horizontal o fracking en inglés.

Fractura hidráulica horizontal
La fractura hidráulica consiste en hacer una perforación vertical hasta la capa de pizarra. A esta perforación se le pone un tubo de acero, con un recubrimiento de cemento para proteger los acuíferos de los aditivos químicos que posteriormente se añaden.
Una vez se llega a la pizarra se vuelve la perforación horizontal, a través de la capa de pizarra. Esta peforación horizontal tiene una media de un kilómetro y medio de longitud, aunque puede llegar hasta los 3 km.
Una vez en la capa de pizarra se utilizan explosivos para provocar pequeñas fracturas. Una vez provocadas estas fracturas se inyectan, por etapas, miles de toneladas de agua a muy alta presión, mezclados con arena y aditivos químicos.
Este agua a presión fractura la roca liberando el gas que luego, junto con el agua, el arena y los aditivos retorna a la superficie (retorna entre un 15 y un 80% del fluido inyectado).
El pozo se va fracturando entre 8 y 12 etapas, con lo cual el conducto sufre unos cambios de presión muy grandes con el consiguiente peligro de quiebra del revestimiento de cemento.
Entre los aditivos químicos utilizados se encuentran benzenos, xilenos, cianuros, hasta llegar a unas 500 sustancias químicas entre las que se encuentran elementos cancerígenos y mutagénicos.
El fluido de retorno también trae a la superficie otras sustancias que pueden contener estas capas de pizarra. Es muy común que estas rocas contengan metales pesados (mercurio, plomo…), así como radón, radio o uranio, ambos elementos radiactivos que llegan a la superficie cuando previamente no estaban allí.

Ver los impactos de la fractura hidráulica

El fracking puede matar al roble de Robin Hood.

Un proyecto amenaza con destruir el bosque de Sherwood mediante perforaciones para extraer gas.

 

Por: Lidia C. Bortolin
lbortolin@diariobae.com

En: diariobae.com

 

 

Un hombre fuera de la ley que defendía a los pobres y oprimidos.

Hace dos años, una encuesta determinó que el árbol más querido de Inglaterra es un roble de mil años de antigüedad, veintitrés toneladas de peso, dieciséis metros de altura y una historia sin igual. En efecto, según el folclore local, entre sus ramas se escondían Robin Hood y sus alegres secuaces al regreso de sus correrías. Y aunque alguien pueda dudar de la existencia del arquero, la presencia del roble y su popularidad bastan para justificar la distinción surgida del sondeo.

Sin embargo, este tronco secular ahora está en peligro y nada tiene que ver el sheriff de Nottingham: el rol del malvado recae en Ineos, una multinacional del sector químico que obtuvo la autorización para buscar gas en el bosque de Sherwood. Para ser más precisos, debajo del bosque, perforando el terreno en profundidad para extraer energía con el controvertido método del fracking, tal como se conoce la fracturación hidráulica.

Las sondas con las cuales la compañía pretende penetrar en el famoso espacio forestal plantean el riesgo de dañar la flora y la fauna locales, incluyendo el “Major Oak”, como se apodó al histórico roble del bandido gentilhombre que robaba a los ricos para dar a los pobres, según la leyenda y los innumerables libros, filmes y dibujos animados que de ella surgieron.

Tenaz oposición
La amenaza provoca las protestas de Amigos de la Tierra y otras asociaciones ambientalistas, que advierten que se opondrán a las perforaciones, si es necesario copiando los métodos de Robin Hook para defender el bosque de Sherwood.

Probablemente no se verán hombres en calzas con arcos y flechas trepados a las copas de los árboles, aunque formas de resistencia popular al proyecto, del tipo “toco y me voy”, podrían complicar los planes del gigante energético.

“Las pruebas para verificar si hay gas pasarán a cien metros del ‘Major Oak’”, afirmó Guy Shrubsole, un activista de Amigos de la Tierra. “No logro pensar en un mayor ícono de nuestro ser nacional. Haremos de todo para impedírselo. Es como si la gran industria no quisiera aprender de los errores del pasado”, reflexionó.

En efecto, el fracking en Gran Bretaña aún no comenzó, pero Ineos y otras compañías del sector obtuvieron del gobierno de Londres los permisos para ir en busca de shale gas, el gas de arcilla extraído de yacimientos no convencionales, aprisionado en la porosidad de la roca subterránea. Una tecnología que, como en otros sitios, también aquí desencadena fuertes polémicas.

Las pruebas exploratorias llevadas a cabo cerca de Blackpool en 2011 se consideran la causa de dos movimientos sísmicos posteriores registrados en la región. No obstante ello, operaciones análogas están a punto de comenzar en media docena de pozos entre Yorkshire y Lancashire, donde grupos de manifestantes ya instalaron carpas de protesta.

La locura y lo sagrado
Tom Pickering, director del proyecto de Ineos en el bosque de Sherwood, responde: “No se ha tomado ninguna decisión definitiva, pero potencialmente el Reino Unido posee una enorme reserva de gas bajo sus pies. Sería una locura no explotarla”. La compañía se comprometió a tener en cuenta “todos los riesgos ambientales” y a proteger el “Major Oak” de posibles daños. Los ecologistas, sin embargo, no le creen y no se conforman. “Occidente necesita energías limpias renovables, no nuevos pozos, perforadoras y gases nocivos que contribuyan a la contaminación del planeta”, comentó Shurbsole, el representante de Amigos de la Tierra. “¿Acaso ya no queda nada sagrado?”, se pregunta.

Naturalmente, Robin Hood no era un santo, pero de todos modos se convirtió en una suerte de divinidad popular para el mundo anglosajón, y no sólo por eso, erigiéndose como símbolo universal de justicia. Es posible que un personaje de ese tipo, tal vez con ese mismo nombre, arrasara el bosque de Sherwood u otros sitios en la Inglaterra del tardo Medioevo. Una batalla de 1420 describe las aventuras de un “Robyne Hude” que alrededor de 1283 tendía emboscadas a los terratenientes locales encabezando una banda que incluía a un tal “Lytil Jhon”. De allí vino todo lo demás, comprendido el inolvidable dibujo animado de Walt Disney. Robin Hood y Little John venían por el bosque, cantan los chicos de todo el mundo: tampoco ellos estarían contentos al descubrir que el gran roble donde iban a descansar los alegres compadres podría ser triturado por las perforadoras en busca de gas.

Nos venden Garoña y el ‘fracking’. La cara más oscura de la luz.

No se habla de otra cosa en estos días. Los máximos históricos del precio de la electricidad harán que las facturas suban, de media, 100 euros por línea contratada.

¿Qué podemos hacer para defendernos?

Ríos de tinta impresa, horas de debate televisado, decenas de programas de radio y multitud de comparecencias políticas tratan de arrojar luz sobre lo que ocurre con las facturas eléctricas, a cuyas cifras las compañías del ramo parecen arrojar levadura. Los precios crecen sin control y los informativos no hacen más que alertar de nuevos repuntes históricos. Ni los expertos en desencriptación avanzada parecen dar con las claves para desentrañar una factura de la luz y la población se echa las manos a la cabeza cada vez que piensa en el próximo recibo. Mientras, los responsables del Gobierno tratan de aclarar la situación explicando que como ni llueve ni hace viento, los aerogeneradores y las presas no producen y hay que echar mano del gas para echar a andar las más que deficitarias centrales térmicas. Demasiadas ideas para tratar de comprender, de forma sencilla, a qué nos enfrentamos y qué podemos hacer para ahorrar en la factura. Koldo Navascués, presidente de la Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias Vasca, EKA/ACUV, ilumina el camino y aporta cordura a la controversia.

En las últimas semanas, “centenares” de consumidores están contactando con la asociación. No para presentar reclamaciones, ya que como aclara Navascués “no hay ninguna reclamación que hacer, se nos impone un precio y punto”, sino para solicitar información. ¿Qué hacer para ahorrar? Lo primero para lograr el objetivo consiste en aclarar los conceptos básicos y centrarse en lo importante.

Existen dos tipos de tarifas: la regulada y la libre. En la primera, las eléctricas se ven obligadas a aplicar el precio que se les impone y en la segunda, habitualmente sazonada con numerosas ofertas y llamativos descuentos, las cinco compañías que componen el oligopolio de la luz fijan el precio que quieren. Es fácil deducir que las empresas hacen todo lo posible para atraer a los clientes hacia el lado oscuro del mercado libre.

“Las eléctricas se han preocupado de comunicar rápidamente que a sus clientes no les afectan estas subidas de 6 o de 15 días al año. Claro. No les afecta esa subida, pero lo que no dicen es que están pagando por encima del precio de venta del pequeño consumidor -tarifa regulada- durante los 350 días restantes”, arranca el presidente de EKA/ACUV.

Actualmente, el 52% de los clientes “domésticos” se encuentra en el mercado libre. Es decir, que paga más de lo que, según advierten los expertos, debería. En julio de 2013 se modificó la regulación del mercado y todos los clientes de las compañías pasaron a formar parte del grupo de tarifa de último recurso, es decir del mercado regulado. “Evidentemente, esto no les gustó a las eléctricas y durante estos últimos años se han encargado de ir sacando de ahí a la gente. A veces con muy malas prácticas comerciales, incluso engañosas”, repasa el portavoz.

noticiasdealava.com
En: noticiasdealava.com

Los últimos análisis comparativos sostienen que las tarifas reguladas siguen siendo más económicas que las libres, si bien es cierto que al principio, habitualmente durante el primer año del contrato, los descuentos aplicados consiguen reducir un poco las distancias. “Una vez que ha pasado el año -avanza Navascués-, te dicen que te van a cobrar el kilovatio hora a 0,15 euros y como tampoco tienes referencias, te parece bien, cuando la realidad es que el precio regulado puede ser de 0,11 en ese momento. Eso sí, no sabemos cuánto durará la tarifa regulada”. Por todo ello, lo que recomienda EKA/ACUV a los usuarios es que soliciten cuanto antes a sus compañías un cambio a tarifa regulada, “algo que están obligados a hacer si se les pide y que es totalmente gratuito siempre y cuando no se cambie la potencia instalada”.

“El problema no son sólo los precios, también lo es la opacidad. ¿Sabe alguien a cómo se compra el metro cúbico de gas de Argelia? Debe de ser un secreto de Estado, porque a partir de ahí cualquiera podría hacer el cálculo sobre los márgenes que tienen, los costos y demás. Si no disponemos de esos datos no podemos saber si se está manipulando o no el sector”, ilumina.

En nombre de la asociación que preside, Navascués no aconseja a los usuarios sumarse a las hoy tan promocionadas compras colectivas de energía. “Lo hemos estudiado y al final no resultan, sin más”, precisa. Lo que sí recomiendan es unirse a las cooperativas de energías renovables, una alternativa más verde, cívica y que, según el experto, sale a cuenta a la hora de abonar los recibos.

En el caso particular de EKA/ACUV, animan a sus asociados a entrar a formar parte de Goiener, una cooperativa que cuenta ya con más de 5.000 participantes. Al margen de ofrecer siempre el mejor precio posible, garantiza que toda la energía que comercializan es verde.

Además de sumarse a este tipo de iniciativas, Navascués recomienda revisar la potencia que tenemos instalada en nuestro hogar, ya que si es excesiva y podemos reducirla, lo notaremos en la factura. “Si tenemos contratados 4.400 y los bajamos a 3.300 -apunta- ya obtendremos un ahorro de unos 6 euros al mes. El cambio a menos sale por unos 11 euros IVA incluido, pero hay que tener cuidado porque subirlo cuesta 50 euros”.

Ante los repetidos anuncios de picos en los precios, el presidente aclara que “sube ese día y en una franja horaria determinada, no es que suba todo el mes”. También aporta otro pequeño detalle sobre otra de las novedades impuestas recientemente por el mercado energético. “En teoría, existe un agravio comparativo entre los usuarios que tienen contador digital y los que permanecen con el analógico. Se supone que a los que tienen el digital se les ajustan los consumos a los costos horarios, aunque luego hacen una media diaria y mensual, exactamente igual que con los usuarios de contadores analógicos. En realidad, no tenemos ni idea de cómo nos están cobrando porque la factura no detalla los cálculos hora a hora”, concede.

En cuanto a la labor de descifrado de las facturas, Navascués explica que contiene términos tan genéricos que no se sabe muy bien a qué corresponden. Sin ir más lejos, la “potencia facturada” es un coste fijo que marca el Gobierno para todo el año y que incluye lo que se denominan “peajes”. “Estos peajes tienen siete u ocho apéndices: el déficit tarifario, el precio del carbón, la moratoria nuclear, Ceuta y Melilla… Al final, las normas las dictan las eléctricas y el Gobierno las firma”, manifiesta.

“Asesinos ecológicos”

En: Rionegro.com

¡Qué importa que los mismos norteamericanos prohíban en sus tierras fiscales la explotación con el sistem650_1200a #Fracking!. Aquí, dale que va. Eso sí, esperemos que entreguen Vaca Muerta. Y veremos a los mapuches y los ambientalistas cortando las rutas.

Ramón Rioseco, legislador por el Mercosur, ha declarado por este medio: “Macri relanzó Vaca Muerta con cambios en las reglas del juego (…) además todo esto es una excusa para hacer un reajuste neoliberal (…) los petroleros van a cobrar el 50% menos en sus sueldos…”.

frackingex

Cierto, digo yo. Hace años funcionaba en Plaza Huincul el Instituto Gral. Mosconi, de donde salían técnicos e ingenieros en Petróleo. Sería bueno que alguno de esos profesionales con sentido de patria nos informara por este medio sobre el fracking… Sigue leyendo

 

Llama a tu eurodiputadx y dile que vote ¡NO al CETA!

Llama a tu eurodiputado/a y dile que vote NO! al CETA el próximo 15 de febrero. #HazQueTeOigan comparte con ese HT la respuesta que has tenido. Aquí la guía para llamar:
http://www.noalttip.org/category/llama-a-tu-mpe/

#HazQueTeOigan
#HazQueTeOigan

Un plan de acción para la privatización global.

Por qué necesitamos detener el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios.

Al igual que otros ‘acuerdos comerciales’ que se están proyectando actualmente, el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés) está diseñado para parecer inofensivo. Sin embargo, es todo lo contrario.

Un plan de acción para la privatización global.
Un plan de acción para la
privatización global.

2tisa 3tisa 4tisa 5tisa 6tisa 7tisa

8 datos para conocer al sustituto del #TPP

En: expansión.mx

China cocina una opción que incluye 16 países para crear una de las regiones comerciales más grandes del mundo.

Herido de muerte con la salida de Estados Unidos, el Acuerdo Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) parece tener ya un sustituto de origen chino: La Asociación Económica Integral Regional (RCEP por sus siglas en inglés).

El RCEP puede ser la llave que abra la puerta al dragón asiático para expandir su poder comercial en la región del Pacífico ahora que Estados Unidos abandonó esa posibilidad.

¿Pero qué es el RCEP y en qué se diferencia con el TPP?, ¿qué representa para México?

1. ¿Qué es?

Es una propuesta para crear una zona de libre comercio regional entre 16 países del Pacífico que abarque el comercio de bienes y servicios; estimule la inversión, fomente la cooperación económica y técnica, así como la propiedad intelectual y la competencia.

Los países que están involucrados en acuerdos comerciales del Pacífico.
¿Quién está en qué?  Los países que están involucrados en acuerdos comerciales del Pacífico.  (Foto: CNN)

La iniciativa surgió de los líderes de los 10 países que integran la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés): Vietnam, Tailandia, Singapur, Filipinas, Birmania (Myanmar), Malasia, Laos, Indonesia, Camboya y Brunei.

Fue lanzado en la XXI cumbre de la ASEAN en 2012 y las negociaciones comenzaron en 2013.

Lee: China ya tiene al sustituto del TPP

2. ¿Quién lo integra?

El RCEP está compuesto por 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y seis estados con los cuales la ASEAN tiene acuerdos de libre comercio: China, Japón, India, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Vietman, Singapur, Brunei, Camboya, Tailandia, Filipinas, Indonesia, Myanmar, Laos y Malasia.

Lee: Australia y Nueva Zelanda buscan salvar al TPP

3. ¿Incluye a Estados Unidos?

No, pero sí a 7 miembros del TPP, entre ellos Japón y Australia, además de Nueva Zelanda, Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam.

4. ¿Y México?

No está incluido entre los países miembros, pero de acuerdo con CNNMoney funcionarios chinos han estado invitando a países latinoamericanos a sumarse al RCEP.

Lee: La otra amenaza de EU al comercio con México

Perú y Chile (este último miembro del TPP) expresaron ese mes su interés de vincularse al RECEP, según una delegación china que particpio en una reunión de la APEC.

El acuerdo contempla una clausula de adhesión abierta para países de la SEAN que no hayan participado en las negociaciones desde un principio. Miembros externos podrán participar una vez terminadas las negociaciones entre los integrantes.

Lee: Los otros tratados comerciales de México

5. ¿Por qué es importante y por qué rivaliza con el TPP?

De aprobarse, se crearía una de las zonas de libre comercio más grandes del mundo. Sus miembros representan el 46% de la población del planeta y el 24% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

6. ¿Contras?

El acuerdo carece de medidas sobre protecciones para el trabajo, derechos humanos y el medio ambiente, temas que el TPP sí abordaba.

7. ¿Cuál es la relevancia para China?

Si el RCEP llega a buen término y no corre la misma suerte que el TPP, China se ubicará en una posición fuerte para liderar en un futuro una mayor zona de libre comercio. Países de su región, como Filipinas se han alineado con el gigante asiático.

Lee: ¿Por qué Trump no se ha lanzado ‘con todo’ contra China?

8. ¿En qué va?

La ronda 17 de negociaciones entre sus miembros se llevará a cabo del 27 de febrero al 3 de marzo de este año en Kobe, Japón.

En su reunión previa, realizada en diciembre de 2016 en Indonesia, se dijo que ante el bajo crecimiento económico, el aumento del proteccionismo y los cuestionamientos al libre comercio y globalización eran motivos para avanzar en las negociaciones del RCEP hacia una conclusión rápida y oportuna.

Comercio Electrónico en el TISA. Esto es lo que advierte la Organización de Consumidores de Europa

bilaterals.org
bilaterals.org

Por: Claudia Kas, el 20-1-17

En: bilaterals.org

Al igual que con el #TPP, diversas instituciones y expertos están generando interesantes análisis sobre los potenciales impactos del TISA, el acuerdo sobre comercio de servicios que tiene como objetivo último desregular el 70% de la economía mundial. El #TISA es negociado en secreto por 23 países (incluido el nuestro), pero ya se cuentan con varias filtraciones de los textos realizadas por Wikileaks.

Comercio Electrónico en el TISA
Comercio Electrónico en el TISA

A continuación extractos del análisis que sobre el Anexo de Comercio Electrónico ha realizado la Organización de Consumidores de Europa el cual, si bien es dirigido a la Unión Europea (UE), abarca temas de interés para el Perú como spam, protección al consumidor, privacidad de la información personal, neutralidad de red, movimiento transfronterizo de información, etc.:

– FLUJOS DE INFORMACION: Urgimos a la UE a mantener lo concerniente a flujos de información fuera del marco del TISA. Es imposible abordar este asunto mientras los regímenes de protección en varios países que negocian el TISA son marcadamente diferentes al de la UE. Sin una adecuada transparencia y vigilancia, cualquier intento de incluir los flujos de información en el TISA, y por ende la protección de datos, puede fácilmente resultar en un debilitamiento de las protecciones al consumidor.

– PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR: Las protecciones al consumidor deben ir más allá de las protecciones contra el spam o los actos fraudulentos. Los consumidores no conocen necesariamente si están protegidos por sus marcos legales nacionales cuando adquieren servicios (se entiende por medios electrónicos) en el contexto del TISA. No se estarían beneficiando de un acceso inmediato a mecanismos de resolución de disputas ni a mecanismos efectivos de reembolsos si el servicio fallase. El anexo se refiere con frecuencia a la confianza del consumidor. Esta confianza es también un cuestión de igualdad online. Las prácticas de bloqueo a usuarios por zona geográfica cuando se quiere adquirir servicios por internet deben ser abordadas en este anexo. Recomendamos firmemente a los países negociadores del TISA incluir esta lógica en este anexo.

– SUIZA: Llama la atención que la propuesta de Suiza para evitar que se debiliten la protección de la privacidad de los ciudadanos y protecciones al consumidor, reciba la oposición de los demás países negociadores del TISA.

– LOCALIZACIÓN DE INFORMACIÓN: Se busca prohibir requerimientos referidos a la localización del almacenamiento de información personal (cuando se exige, por ejemplo, que los servidores que almacenen esta data no estén fuera del país). El problema con esto es que ignora que los flujos de información (se entiende transfronteriza) no pueden ser separados de los mecanismos de protección de dicha información. Las salvaguardas sobre protecciones de datos en el TISA no son lo suficientemente sólidas para garantizar su seguridad en todos los países del TISA.

– SPAM: La propuesta realizada por Pakistán, Perú y Estados Unidos que incluye la posibilidad de solo proveer la alternativa de minimizar el spam, debe ser rechazada por los demás países. Sería un retroceso vergonzoso en los derechos del consumidor al limitar su capacidad de control o elección sobre las comunicaciones comerciales que recibe.

– APERTURA DE RED, ACCESO Y USO DE INTERNET: Consideramos que los acuerdos de comercio no son los instrumentos adecuados para regular cuestiones referidas a la gobernanza en internet, y en particular el delicado asunto de la neutralidad de red. Estos aspectos deben ser abordados vía plataformas abiertas multiactores, que aseguren la participación de la sociedad civil y el escrutinio público.

source: La Mula

El TISA 

TISA son las siglas de Trade in Services Agreement (en español ‘Acuerdo en Comercio de Servicios’), un tratado de libre comercio en negociación que involucra a más de veinte países en todo el mundo, entre ellos Perú. El objetivo de TISA está implícito en su nombre: establecer reglas comunes para el comercio de servicios entre los estados miembros. Sin embargo, de la misma forma que el #TPP, #TISA apunta a una serie de cambios regulatorios en otros campos como propiedad intelectual, comercio electrónico, entre otros.

sungreen.lamula; te recomendamos ver esta ☝ entrada para saber más del TISA 😉

¿Pero qué hay de malo con eso? En esta entrada de 2015, habíamos advertido algunas de las consecuencias negativas que tendrían estos cambios para nuestro país. No obstante, durante el año pasado se han liberado decenas de documentos e información secreta que nos han dado a conocer otros aspectos preocupantes. A todo ello se suma una nueva e inquietante pregunta: ¿Donald Trump decidirá retirar a Estados Unidos de TISA o redoblar su esfuerzo? ¿Cuáles serían las implicancias si lo hace?

Lee el artículo completo en: Hiperderecho.org