¿Por qué es tan polémico el #CETA?

Con 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones, el Parlamento Europeo aprobó este miércoles la ratificación del acuerdo comercial con Canadá (CETA por sus siglas en inglés). Su objetivo es impulsar el comercio de bienes y servicios y el flujo de inversiones entre Canadá y los países europeos. Sin embargo, para su puesta en marcha todavía deberá ser ratificado por prácticamente una treintena de parlamentos nacionales y regionales que podrían frenar su implantación, y es que el CETA ha llegado hasta este punto con el rechazo firme de algunos partidos, oenegés ambientales, sindicatos y activistas antiglobalización.

Sus detractores no ven en él ninguna de las bondades de quienes lo defienden y aseguran que pondría en riesgo la protección del medio ambiente, la salud, los derechos laborales y la capacidad democrática de defender el bien común, en favor de los intereses de los sectores económicos y financieros.

En: La voz de Galicia

Entre los aspectos más polémicos destacados por diversas onegés ambientales está el hecho de que el CETA permitirá a las grandes empresas e inversores de mandar a los Estados si cambia la legislación que pudiera afectar a sus beneficios, y sin embargo, la ciudadanía vería reducidos sus derechos laborales, así como la seguridad alimentaria y la protección al medio ambiente.

División en España

Los eurodiputados de PP, PSOE, Ciudadanos y PNV celebraron su aprobación al considerar al CETA como una oportunidad para que la UE se alíe con un socio como Canadá. En el lado contrario, Podemos, IU, ICV, ERC y Equo creen que rebajará los estandares laborales y medioambientales, entre otras consecuencias negativas.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado que el controvertido tratado de libre comercio bilateral con Canada representa una «pérdida de soberanía» para el Estado español y para el conjunto de la Unión Europea. Así, ha señalado que los jueces españoles ya no decidirán en relación con los temas de comercio internacional que están en este tratado y las empresas americanas utilizarán como puente Canadá para poder entrar en nuestro país, mientras que será imposible que las empresas españolas puedan hacer engocios en Estados Unidos por Trump.

Activistas contrarios al CETA entregaron este miércoles en la Eurocámara 3,5 millones de firmas a los vicepresidentes del Parlamento Europeo Ulrike Lunacek (Verdes) y Dimitros Papadimoulis (Izquierda Unitaria).

El acuerdo comercial #CETA explicado en dos minutos

En: eldiario.es

#Marcellesi: La reforma del mercado de emisiones es clave en la lucha por el clima

El eurodiputado de EQUO, Florent Marcellesi, interviene en el debate sobre la reforma del mercado europeo de emisiones (ETS) en el pleno del Parlamento Europeo.

#CETA : No se trata de tomar partido por Trudeau contra Trump

Declaración de la Red Europea de ATTAC

attacmadrid.org

Diputados europeos repiten que apoyan el CETA para hacer frente a los intentos de Trump de poner en peligro el régimen de comercio basado en acuerdos multilaterales. ¿Es un acuerdo comercial con Canadá, un país con el que compartimos tantos valores, el que nos va a ayudar a defender la ola destructiva de Trump?
Esto es no ver la realidad. En primer lugar el CETA abriría la puerta a las multinacionales de los Estados Unidos – unos 38000 – porque tienen filiales en el Canadá. Los cambios realizados en la primera propuesta sobre tribunales privados no impedirán que los Estados Europeos sean demandados en relación a una serie de políticas públicas que van desde la protección del medio ambiente a las prohibiciones de fumar en algunos lugares. Algunas de estas multinacionales son incluso propiedad de Trump. Por lo tanto, esto supone caer en sus manos.
En segundo lugar, poco importan los valores que compartimos con los canadienses – no se trata de la gente sino de los intereses de las multinacionales. De hecho se trata de cambiar nuestros valores. Las multinacionales canadienses están igualmente determinadas a llevar a los Estados ante la justicia, como cualquier gran empresa si considera que una Ley o un Reglamento amenaza sus aspiraciones de beneficio. El año pasado, la empresa canadiense Transcanada utilizó el mecanismo del NAFTA (Tratado de Libre comercio de América del Norte), para la solución de controversias entre inversores y estado (ISDS), para reclamar 15.000 millones de dólares al Gobierno de los Estados Unidos después de la decisión del Presidente Obama para detener el oleoducto Keystone XL. El CETA también contiene un órgano de cooperación de diferencias normativas, eufemísticamente llamado ‘Foro cooperación regulatoria’ que realmente consolida la influencia de las empresas en nuestro sistema jurídico. Todos estos acuerdos transatlánticos (CETA, TTIP, TISA y compañía) pretenden crear una sociedad donde prevalecen los intereses económicos sobre la democracia y en ningún caso para fortalecer valores europeos o canadienses.
Por último y el punto más importante: debemos entender que Trump no viene de la nada. Su veneno se filtra por millones de grietas de nuestra economía globalizada- las comunidades marginadas, los parados, los precarios, los olvidados. La idea de que los acuerdos comerciales conllevan sólo ganadores está totalmente desacreditada. El CETA, como sus predecesores, amparándose en este mito no prevé nada para los perdedores (y las evaluaciones indican que van a ser muchos – más de 200.000 puestos de trabajo perdidos). Repetir la misma receta no nos va a ayudar en la lucha contra Trump – en vez de eso se le alimenta a él y a sus semejantes en ambos lados del Atlántico.
¿Cómo podemos luchar contra Trump? Mostrando que la solución a estos acuerdos devastadores que favorecen a los inversores privados no pueden estar en una economía donde todo el mundo está tratando de aplastar al vecino, sino en un sistema de comercio basado en la satisfacción de las necesidades de la sociedad que: consolide los servicios públicos, cree empleos decentes, promulgue leyes y reglamentos que limiten el poder de los poderosos, y evite la explotación de los trabajadores. Sin estas medidas, el ‘trumpismo’ no hará más que crecer y prosperar.

CCOO lamenta la decisión del Parlamento Europeo de ratificar el CETA

  • El resultado ha sido de 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones

“CCOO seguirá movilizándose, como ha venido haciendo hasta ahora, contra un acuerdo injusto que pone en peligro los intereses de los trabajadores y llama a la Confederación Europea de Sindicatos (CES) a adoptar un papel más beligerante contra los aspectos más negativos del CETA para proteger a los ciudadanos europeos y sus derechos” ha afirmado la Secretaria confederal de Internacional y Cooperación, Cristina Faciaben.

15/02/2017.
Concentración en Estrasburgo, ante el Parlamento Europeo, contra el CETA

Concentración en Estrasburgo, ante el Parlamento Europeo, contra el CETA

El pleno del Parlamento Europeo en su reunión de hoy en Estrasburgo, ha aprobado la ratificación del Acuerdo comercial entre la UE y Canada (CETA) con 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones. Esta ratificación supone que a partir de abril de este año será de aplicación de forma provisional y parcial. Al tratarse de un acuerdo de carácter mixto, su aplicación total solo se producirá si cada uno de los 28 parlamentos nacionales de los estados miembros, también lo ratifican.

Para CCOO, una mayoría de eurodiputados han vuelto a dar la espalda a la ciudadanía europea que de forma clara se ha manifestado en contra de un acuerdo que pone en riesgo elementos tan importantes como los servicios publicos, la seguridad alimentaria, el empleo y los derechos y condiciones laborales, la independencia y autonomía de los tribunales y parlamentos nacionales o los estándares europeos de calidad. 408 eurodiputados de diversos grupos parlamentarios han escuchado las demandas de los grandes inversores y han desoído a las personas.

La campaña contra el CETA continua ahora centrada en la votación sobre su ratificación en el parlamento español. A través de la diversas plataformas contra el CETA de las que formamos parte las CCOO, seguiremos movilizándose para que los diputados y diputadas españolas voten no al CETA.

Médico español asegura que la causa principal de cáncer son los alimentos con agroquímicos

El tabaco “se ha quedado a años luz” de la alimentación como causa del cáncer, advirtió Javier Espinosa, e indicó que los químicos utilizados en la elaboración de alimentos y las sustancias con las que se tratan las cosechas favorecen la proliferación de células cancerígenas.

Comunicado de la Campaña no al TTIP

Comunicado-de-la-campana-no-al-ttip
Comunicado-de-la-campana-no-al-ttip

La campaña No al TTIP, CETA y TiSA lamenta que hoy se haya ratificado en el Parlamento Europeo el CETA (Comprehensive Economic and Trade Agreement), el acuerdo comercial firmado por Canadá y la UE el pasado 30 de octubre. Lo han refrendado los votos de conservadores, socialdemócratas y liberales y han votado en contra la Izquierda Unitaria, los Verdes y algunos socialdemócratas. En total 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones.

“Cuando todos los demás argumentos fracasan, lo único que les ha quedado decir es que existen valores compartidos con Canadá o que lo contrario a un acuerdo como el CETA sería apoyar a Trump – pero las personas nos hemos vuelto mucho más inteligentes en lo que se refiere al comercio y es una vergüenza reducir el debate a algo tan simplista” denuncian miembros de la campaña No al TTIP.

Las organizaciones sociales, ambientales, sindicatos y otros sectores profesionales recuerdan que aunque el CETA haya sido aprobado en la eurocámara, es ahora el momento de los parlamentos estatales de bloquear el proceso de ratificación. No podemos permitir que un tratado de comercio e inversiones dictamine nuestras normas sociales, ambientales o laborales. Ahora más que nunca urge la organización social para hacer frente un modelo de globalización fracasado que únicamente aumenta las brechas de la desigualdad y acelera el cambio climático, provocando descontento social y dando paso a populimos de la derecha que intentan capitalizar el descontento social a su favor.

Los defensores del CETA – incluyendo el Partido Popular, Ciudadanos y el Partido Socialista – han seguido presentándolo hasta el último momento como un gran acuerdo que mejorará el intercambio de bienes y servicios entre partes, creando riqueza y facilitando la creación de empleo – a pesar de que la comisión parlamentaria de Empleo y Asuntos Sociales haya aprobado una opinión en contra del CETA.

“Aquellos que han votado a favor del CETA cargan una gran responsabilidad histórica a sus espaldas – tenemos que parar la concentración del poder industrial y financiero” recuerda el vicepresidente del grupo europeo de la Izquierda Unitaria Patrick Le Hyaric.

En la votación de hoy lo que se ha dirimido en el Parlamento Europeo es algo más que una votación sobre un acuerdo comercial, se ha votado el modelo socioeconómico que puede imperar en Europa en las próximas décadas, muy en la línea de las políticas de austeridad y recortes que están sufriendo las clases populares desde el inicio de la mal llamada crisis económica.

La campaña No al TTIP recuerda que a pesar del resultado de la votación ninguna lucha está perdida. El acuerdo con Canadá tiene un obligado paso por los parlamentos estatales y algunos regionales, su tramitación puede deparar algunas sorpresas. En ese proceso se encontraría una oportunidad de acabar definitivamente con él, dado que algunos países muestran serias dudas sobre la idoneidad de su implantación.

“Votar por el CETA es comprar gato por liebre” recuerda la eurodiputada socialista belga Marie Arenas quien afirma que seguirá abogando por buscar el voto en contra en la ratificación estatal.

La campaña NoalTTIP que ha impulsado desde hace meses acciones y movilizaciones en contra del CETA se reafirma en su posicionamiento no solo contra este tratado sino también contra otros como el TTIP y el TiSA, manifestando su intención de seguir trabajando – frente al silencio de los grandes medios de comunicación – para informar a la población de los impactos que estos suponen en nuestras vidas cotidianas y sobre nuestros derechos.

Para más información:

Web
 http://www.noalttip.org/
FB
https://www.facebook.com/noalttip
Twitter
https://twitter.com/noalttip?lang=es

Decenas de activistas llevan sus reivindicaciones a las puertas del Hemiciclo, en Estrasburgo, mientras la cámara debate el polémico tratado comercial entre Canadá y la UE: #CETA

Por: ALEJANDRO LÓPEZ DE MIGUEL

En: Público.es

Las protestas contra el polémico tratado comercial entre la UE y Canadá, CETA, se han colado este miércoles en el corazón del Europarlamento. A las puertas del Hemiciclo, apenas una hora antes de que el acuerdo sea votado y aprobado -con el respaldo de PP Europeo, Liberales y parte de los Socialdemócratas- decenas de activistas han portado pancartas y coreado consignas contra el tratado, al que consideran el “gemelo” del TTIP, el acuerdo comercial que la UE y Bruselas negocian con sigilo. Han cantado La canción del pueblo, de Los Miserables (en inglés), y han pedido a los europarlamentarios que atravesaban está zona que votaran en contra del Comprehensive Economic Trade Agreement (CETA).

Un caballo de Troya hinchable colocado delante del Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia) durante una protesta contra el tratado de libre comercio e inversión de la Unión Europea con Canadá (CETA). EFE

Desde poco después de las 7 de la mañana un grupo de activistas formaba una cadena humana a las puertas del edificio, forzando a eurodiputados, asistentes y otros trabajadores de la institución a pasar sobre ellos, bajo la atenta vigilancia de varios agentes de Policia. Casi al mismo tiempo se hinchaba el caballo de Troya gigante de Amigos de la Tierra Europa y otros tantos activistas, entre ellos un par de docenas de españoles, se concentraban en este acceso. En torno a las 10.30, cerca de 600 personas -según la organización- han partido desde el centro de la ciudad francesa para llegar a la sede de la UE.

“No deja de ser un tratado encubierto que va a ahondar en la perdida de derechos laborales”

Vienen de España, Francia, Alemania, Holanda y Austria, y centran sus críticas en el grupo de los socialistas, dividido en relación al CETA -aunque los 14 eurodiputados españoles votarán a favor del tratado-. “Hemos venido para ejercer la presión que sea necesaria sobre partidos como el PSOE, para que tomen en consideración los derechos de la ciudadanía”, explica Maika Fernández de la Plataforma contra el TTIP de Elche a Público. “No deja de ser un tratado encubierto, como el TTIP, que va a ahondar en la perdida de derechos laborales o la privatización de servicios como la sanidad o la educación, y que también va a afectar a ganaderos o pescadores”, apostillaba.

Una mujer pasa sobre el bloqueo de varios manifestantes al acceso al Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia) mientras protestan contra el tratado de libre comercio e inversión de la Unión Europea con Canadá (CETA). EFE

Una mujer pasa sobre el bloqueo de varios manifestantes al acceso al Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia) mientras protestan contra el tratado de libre comercio e inversión de la Unión Europea con Canadá (CETA). EFE

“Es un ataque directo a los servicios públicos”, defiende José Manuel Fernández Mora, de la CGT. UGT, ATTAC, FEDETAXI o las trabajadoras afectadas por el ERE de Coca Cola -tumbado por el Supremo-, conocidas como ‘espartanas’, también han volado desde Madrid para participar en estas protestas invitadas por la delegación de Podemos en la Eurocámara.

“Coca-Cola es un exponente de lo que pasará con el CETA”

Mercedes Pérez Merino y Aurora Jurado Navas son las dos ‘espartanas’ afectadas por el ERE de Coca-Cola que han viajado a Estrasburgo para protestar contra el acuerdo comercial. Explican que el CETA afecta a todo, y que la multinacional para la que trabajaban -y que está obligada por el Supremo a devolverles los puestos que les quitó hace tres años- es “uno de los mayores exponentes de lo que pasaría si se implanta el CETA”. Esto es, el traslado de fábricas a los lugares “más desfavorecidos” para pagar salarios más bajos. “Lo que han hecho es como una prueba piloto de lo que viene”, denuncian.

La Eurocámara da luz verde al ‘TTIP canadiense’ (#CETA), que debe ser ratificado ahora por cada estado miembro

A la espera de las ratificaciones, el tratado de libre comercio entre Europa y Canadá podrá entrar en vigor esta primavera – Los socialistas españoles han votado a favor en un grupo socialdemócrata dividido.

Los eurodiputados de PP, PSOE, Ciudadanos y PNV celebraron hoy la aprobación por el pleno del Parlamento Europeo (PE) del tratado de libre comercio e inversiones entre la Unión Europea y Canadá (CETA), al que se opusieron en las filas de españoles Podemos, IU, ICV, ERC y Equo.

m.noticiasdenavarra.com
m.noticiasdenavarra.com


Mientras que para los favorables el CETA es una oportunidad para que la Unión se alíe con un socio como Canadá en la nueva coyuntura tras la victoria en EE.UU. de Donald Trump, los segundos creen que rebajará los estándares laborales y medioambientales, entre otras consecuencias negativas.

Tras la votación, el eurodiputado del PP Francisco Millán Mon defendió que Canadá y la UE “comparten muchos valores y objetivos” y que el CETA “permitirá un mejor acceso las empresas europeas al mercado canadiense, de alto poder adquisitivo”.

La eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero (PSOE) defendió que el CETA “es un buen acuerdo, moderno y progresista que preserva los estándares sociales, laborales y medioambientales de la Unión Europea”.

Los socialistas españoles votaron a favor del CETA, la línea mayoritaria del grupo europeo, aunque algunos miembros franceses, belgas, polacos y británicos se inclinaron por rechazar el acuerdo.

Para Javier Nart (Ciudadanos), el acuerdo con Canadá “es el acuerdo más progresista que haya negociado jamás la UE, y Canadá el socio liberal más seguro”.

En la posición contraria, los eurodiputados de Podemos justificaron su negativa al considerar que este acuerdo comercial y de inversiones será perjudicial para el bienestar de los ciudadanos, los derechos sociales, el empleo, los pilares de la democracia, los derechos humanos, así como para la transición energética hacia las renovables y para la apuesta de un modelo socioeconómico sostenible.

Florent Marcellesi (Equo) y Marina Albiol (IU) señalaron que a pesar del voto ahora debe “continuar la lucha”, ya que para aplicarse completamente el CETA debe ser ratificado antes por todos los parlamentos nacionales.

ENTRADA EN VIGOR PARA PRIMAVERAEl pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles la ratificación del controvertido acuerdo comercial negociado por la Unión Europea y Canadá (CETA), lo que permitirá su entrada en vigor provisional esta misma primavera, a la espera de que los parlamentos nacionales den luz verde a su aplicación definitiva.

El pacto comercial ha sido respaldado con 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones, con el apoyo mayoritario del Partido Popular Europeo (PPE), Liberales (ALDE), Conservadores y Reformistas (ECR) y un voto divido según delegaciones nacionales en el seno de Socialistas y Demócratas (S&D).

Los Verdes y la Izquierda Unitaria se han opuesto a su ratificación, porque dudan de las garantías que ofrece en materia laboral, protección medioambiental y sanidad, y alertan del poder que da a las multinacionales frente a las leyes nacionales. También la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, ha anunciado el voto en contra de su grupo.

Mientras, en el exterior de la sede europarlamentaria en Estrasburgo (Francia) las plataformas contrarias al acuerdo de libre comercio y que critican la opacidad de las negociaciones han llevado a cabo una protesta pacífica que ha dificultada la llegada de eurodiputados a la sesión.

La Unión Europea y Canadá dieron por cerradas las negociaciones en agosto de 2014, pero el acuerdo definitivo no fue suscrito hasta octubre de 2016, tras superar los recelos de varios Estados miembros, en especial de Bélgica por el bloqueo ‘in extremis’ de su región valona.

Casi la totalidad de las disposiciones del acuerdo entrarán en vigor de manera provisional previsiblemente en el mes de abril, si la parte canadiense también ratifica en las próximas semanas el texto negociado.

Sin embargo, la aplicación definitiva y total del acuerdo –incluidos elementos controvertidos como los tribunales de arbitraje entre multinacionales y estados– no será efectiva hasta que los parlamentos nacionales y regionales competentes en los países de la UE (hasta 38 cámaras) den su aprobación, lo que llevará varios años.

La Unión Europea cuenta con que el comercio de bienes y servicios entre las dos partes aumente un 25% con el CETA y que el PIB europeo crezca en unos 12.000 millones de euros al año.

En la actualidad, las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Canadá se estima en unos 60.000 millones de euros anuales. El bloque comunitario es el segundo socio comercial de Canadá, mientras que el país norteamericano ocupa el puesto duodécimo en la lista de socios comerciales de la UE.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, intervendrá este jueves ante el pleno del Parlamento Europeo, en la que será la primera ocasión en la que un líder de este país se expresa en esta cámara.

“OPORTUNIDAD FRENTE AL PROTECCIONISMO DE TRUMP” En un debate previo a la votación, tanto la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, como una mayoría de eurodiputados han apuntado la relevancia “geopolítica” del CETA, por la oportunidad que ofrece para estrechar lazos con otros socios frente al giro proteccionista del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“En un momento en el que muchos están en contra de lo que defiende la UE: apertura, cooperación internacional, libre comercio. Y los que están en contra cuestionan los cimientos y el futuro de la UE”, ha asegurado la comisaria, que ha instado a demostrar que “el proteccionismo no funciona”.

También ha querido subrayar que “nada” en el acuerdo firmado con Canadá pondrá en riesgo los altos estándares europeos sobre la seguridad y calidad de alimentos y otros productos en el mercado comunitario.

El líder del PPE, el alemán Manfred Weber, ha ensalzado las virtudes del tratado comercial y ha pedido atender a los “hechos” frente a los “miedos” que alimenta la extrema derecha.

“¿Con quién podemos entendernos si no es con Canadá?”, se ha preguntado Weber, mientras que su compañero de filas, el español Francisco Millán Mon, ha opinado que “en el mundo de hoy no se puede estar en contra” del comercio internacional, porque es sinónimo de prosperidad y creación de empleo.

Para los liberales europeos, Europa debe asumir el “liderazgo” de la apertura comercial en el plano internacional frente a la nueva política estadounidense.

“No nos podemos imaginar mejor socio que Canadá, el país más europeo fuera de Europa”, ha dicho la portavoz de ALDE en el debate, Marietje Schaake, tras asegurar que se han tenido en cuenta las preocupaciones de los europeos en la negociación del CETA.

Aunque los socialdemócratas europeos han votado divididos, su jefe de filas, el italiano Gianni Pittella, ha apoyado la ratificación porque, si bien el CETA “no es un modelo”, “sí es el inicio” de una nueva política comercial europea y prueba de una “toma de conciencia” sobre la necesidad de esa evolución.

“No tenemos tantos compañeros de viaje que compartan nuestros valores en el mundo actual”, ha señalado, por su parte, la socialista española Elena Valenciano, para quien el acuerdo con Canadá “no es la panacea, ni el mejor (pacto) posible”, pero va “en la dirección adecuada”.

La Izquierda Unitaria, por su parte, ha criticado con dureza el “mal acuerdo” negociado con un buen socio, Canadá, en palabras de su portavoz en el debate, Anne-Marie Mineur.

“Venden la democracia a las multinacionales”, ha lamentado la eurodiputada española Lola Sánchez, que ha intervenido vestida con una camiseta en contra del CETA y que ha afeado la “sordera” de los eurodiputados al “clamor popular” contrario al texto.

periodismo ético

Nuestro blog tratará temas sobre ética y deontología dentro de la profesión periodística,

Red Andalucia NO al TTIP

Tratado Vampiro, cuando sale a la luz muere.

TTIP SECRET. NO al Tratado de Troya

Paremos el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP)

STOP ISDS

Tratado Vampiro, cuando sale a la luz muere.

No al TTIP

Tratado Vampiro, cuando sale a la luz muere.

A %d blogueros les gusta esto: