La mitad de fugas se produjo durante el traslado o almacenamiento de los residuos generados durante la extracción de gas y petróleo no convencional.

6.600 vertidos en pozos de ‘fracking’ en cuatro estados de EEUU.

Pozo de ‘fracking’ cercano a Williston, en Dakota del Norta ANDREW CULLEN/REUTERS
En: elmundo.es

La mitad de fugas se produjo durante el traslado o almacenamiento de los residuos generados durante la extracción de gas y petróleo no convencional.

Entre 2005 y 2014 los pozos de fracking causaron en cuatro estados de EEUU un total de 6.648 vertidos de agua con productos químicos o de otras sustancias generadas durante el proceso de extracción de hidrocarburos no convencionales. El recuento lo ha llevado a cabo un equipo de investigadores de la Universidad de Duke (EEUU) recopilando datos de Colorado, Nuevo México, Dakota del Norte y Pensilvania.

Para realizar esta investigación, publicada en la revista Environmental Science&Technology, estudiaron 31.481 pozos en los que se extrae gas o petróleo mediante la técnica de fracturación hidráulica o fracking, que consiste en inyectar a presión grandes cantidades de agua y productos químicos a varios kilómetros de profundidad para romper el sustrato de rocas que almacena gas o petróleo. Esta tecnología, muy extendida en EEUU, permite obtener gas y petróleo de zonas que no serían explotables mediante los pozos tradicionales.”Nos centramos en esos cuatro estados porque eran los que ofrecían los datos más completos sobre los vertidos entre 2005 y 2014 e incluían información suficiente para determinar si cada uno de esos vertidos estaba vinculado a un pozo de petróleo o gas no convencional”, explica a este diario Lauren Patterson, investigadora del Instituto de Soluciones Ambientales de la Universidad de Duke y autora principal del estudio.

El rápido crecimiento de la industria de extracción de los llamadas hidrocarburos no convencionales, escriben los autores, “ha generado empleos, ingresos y energía, pero también preocupación sobre los vertidos y los riesgos ambientales”. Y es que se trata de una técnica polémica debido al riesgo de contaminación de los productos químicos utilizados si se producen fugas en alguna de las fases de extracción.

Según detalla la investigadora a través de un correo electrónico, estudiaron un total de 31.481 pozos de gas y petróleo no convencional en esos cuatro estados aunque sólo Pensilvania ofrece una base de datos completa de sus pozos de fracking. El 14%, es decir, 4.701 pozos, sufrieron vertidos. En total, se produjeron 6.648 vertidos porque algunos pozos sufrieron más de uno. “De media, detectamos que se produjeron 55 vertidos por cada 1.000 pozos cada año”.

Por lo que respecta a las cantidades medias vertidas, oscilaban entre los 0,5 metros cúbicos en Pensilvania a los 4,9 metros cúbicos de Nuevo México. Los mayores vertidos superaron los 100 metros cúbicos, según la investigación.

Más de una fuga

“De los 31.481 pozos estudiados, 1.311 (es decir, un 4,2%) tuvieron más de un vertido. Y en esos 1.311 pozos hubo 1.947 vertidos más, sin contar el primero de ellos, lo que suma 3.258 fugas en esos 1.311 pozos”, afirma la investigadora. Por estados, el 26% de los pozos de Colorado y el 53% de los de Dakota del Norte sufrieron más de un vertido.

En el recuento realizado para este estudio, los investigadores tuvieron en cuenta los vertidos que se producían durante todo el proceso de extracción de gas y petróleo mediante el fracking, incluyendo el almacenamiento y el traslado de los residuos. De hecho, la mitad de las fugas contabilizados en este trabajo estuvieron vinculados a esas dos fases aunque no en todos los casos fue posible determinar la causa ya que sólo algunos estados obligan a que se informe explícitamente de ello.

Por eso, sus resultados contrastan con los de la Agencia para la Protección del Medio Ambiente de EEUU (EPA, por sus siglas en inglés), que cifró en 457 los vertidos en ocho estados de EEUU entre 2006 y 2016 al tener sólo en cuenta la etapa de fracturación hidráulica. “El estudio de la EPA sólo se centra en la fracturación hidráulica, que es un proceso que dura días o semanas, mientras que nosotros nos fijamos en todo el ciclo de producción, que se prolonga durante décadas”, dice Patterson.

No obstante, el estudio muestra que en esos cuatro estados, los primeros tres años de vida del pozo son los de mayor riesgo de vertido (entre el 75 y el 94% de las fugas se produjeron durante los tres primeros años de funcionamiento del pozo).

Evitar futuros vertidos

Los porcentajes de la cantidad de vertidos variaban mucho según los estados debido a distintas razones: “Por ejemplo, Nuevo México ha ido aumentando la cifra de manera continuada a medida que se incrementaba la actividad gasística y petrolera, mientras que en Pensilvania los vertidos han disminuido desde 2010“, explica Patterson. “Esto se debe a diversos factores, entre los que se encuentra la mayor experiencia que van adquiriendo los operadores y la implantación de mejores prácticas de gestión. En Pensilvania, el estado reforzó los estándares de seguridad para las áreas de almacenamiento de residuos, lo que obligó a los operadores a cerrar las instalaciones y a encontrar métodos más seguros para almacenar las aguas residuales”, relata.

La principal conclusión de su estudio, dice Patterson, es que lograr que los datos que se facilitan sobre los vertidos sean más uniformes y accesibles puede ofrecer a los actores involucrados en el fracking información importante sobre dónde dirigir sus esfuerzos para localizar y evitar futuros vertidos“. Sin embargo, uno de los obstáculos para lograr este objetivo es que la normativa para informar sobre los vertidos difiere según el estado y no está estandarizada, por lo que conseguir que sean datos útiles para el análisis requiere un gran esfuerzo.

Asimismo, considera que investigar todas las etapas del proceso ayuda a recabar información para evitar vertidos que pueden ocurrir en todo tipo de pozos, no sólo en los que se extrae gas y petróleo no convencional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s